DECIMOS ADIÓS A DOS GRANDES DEL DOBLAJE

En estos momentos tan duros e inciertos, nos hacemos eco del fallecimiento de dos grandes del doblaje: Salvador Vives e Hipólito de Diego. Salvador, lamentablemente, víctima del virus que nos está azotando e Hipólito, gran director de una época dorada del doblaje en Madrid y que ha muerto a la edad de 102 años.

 

SALVADOR VIVES

Natural de Barcelona, en la adolescencia ingresó en el “Institut del Teatre” y pronto empezó a participar como actor en obras de teatro.

Con el tiempo, participaría en numerosas ocasiones en Estudio 1 o en la popular serie "Crónicas de un pueblo".

También fue actor de reparto en Cine, como en la producción "La familia bien, gracias" en 1979.

Pero, sin duda, sería en el mundo del Doblaje donde desarrollaría una prolífica carrera desde mediados de los años 70. Entre sus doblajes destacan a Jeremy Irons en "El mercader de Venecia", Alec Baldwin en "InfiltradosJeff Daniels en "Las horas", Liam Neeson en "Batman Begins", Michael Madsen en "Kill Bill: Volumen 1" y “Kill Bill: Volumen 2", Rupert Everett en "La boda de mi mejor amigoDavid Strathairn en "Buenas noches, y buena suerte".

En catalán, solía doblar a Mel Gibson y a Bruce Willis habitualmente.

Su carrera como actor de doblaje abarcar más de1500 títulos.

También trabajó con frecuencia en publicidad tanto en catalán como en castellano.

En 1987, para TV3, fue presentador de televisión de "Lotto 6/49".

Falleció el 28 de marzo de 2020, en el Clínico de Barcelona a consecuencia de la infección con el SARS-CoV-2 (enfermedad COVID-19).

 

HIPÓLITO DE DIEGO

No eran pocos los que afirmaban que Hipólito de Diego quizá fuera el mejor director de doblaje de Madrid en una época dorada de la profesión. Su trabajo se espació a lo largo de tres décadas, desde 1953 hasta su jubilación hacia 1986. Su llegada al mundo del doblaje fue algo tardía. Con casi 33 años se incorpora a Fono España, donde estuvo entre 1953 y 1959, siendo después co-fundador de los estudios Sincronía en Sevilla Films, donde permaneció hasta 1970. Por último, y tras un parón de unos pocos años, su etapa final la llevó a cabo en Exa, desde 1974 hasta su retirada. La lista de doblajes dirigidos por él sería interminable. Muchos de esos doblajes fueron magistrales, como el de "La escapada", donde además de dirigir con maestría al gran Ángel Mari Baltanás, prestó su voz a Jean-Louis Trintignant, consiguiendo, quizá, su mejor doblaje. Su voz, siempre juvenil y con cierto aire de inocencia, a la vez que con un toque triste resultaba ideal para ese personaje, mostrando el contrapunto ideal al torrente de voz de Baltanás. Tremendamente exigente como director, nos regaló doblajes tan importantes como “Al Este del Edén”, “Atrapa un Ladrón”, “Moby Dick”, “Mesas Separadas”, ’‘El Padrino II”, “Apocalypse Now”, ·King Kong (de 1976), “Superman” o “Amadeus”, entre muchísimos otros.

 

 

 

Descanse en paz este hombre a quien tantos doblajes de enorme calidad debemos.

Equipo de Aula 51

Últimos Posts