Biografía de los Grandes - Constantino Romero

Constantino Romero García, sin duda una de las voces más recordadas y queridas (e incluso admiradas en el extranjero), nació en Alcalá de Henares en 1947, aunque se consideraba albaceteño, pues se crió en Chichilla de Montearagón. 

Dotado desde siempre con una voz profunda y muy grave, inició su carrera como locutor en Radio Barcelona y en Radio Nacional de España. Si nos trasladamos al campo de la imagen, su salto fue en 1985 con el programa “Ya sé que tienes novio”, aunque la popularidad en la pequeña pantalla le vino con “El tiempo es oro”. Alternó programas nacionales y autonómicos y locutor de galas y eventos de gran trascendencia como lo fueron los primeros Juegos Olímpicos desarrollados en Barcelona en 1992.  También debemos destacar que su inquietud le llevó a los escenarios con otro grande del Doblaje, Mario Gas, con ”La ópera de los tres centavos”. También se atrevería con el Musical consiguiendo un gran éxito, como con la obra “Sweeney Tood” (1995) y de gran popularidad como “A little night music” (2000).

 

Pero, sin duda, su increíble voz es la que siempre será recordada por haber participado en innumerables doblajes y dando vida a actores de renombre y, gracias a él, nos llegaron  frases míticas que han pasado a formar parte de nuestra vida y que le dieron una emoción y una presencia que, quizá, de otra manera habrían quedado menos grabadas en todos nosotros. Entre las frases míticas se encuentran la de “Yo soy tu padre”, de “El Imperio Contraataca”,Yo he visto cosas que vosotros no creeríais” de Blade Runner”, o “Volveré y Sayonara Baby”, ámbas de la saga “Terminator”

Entre los actores a los que habitualmente, dio voz, se encuentran Clint Eastwood, James Earl Jones (Voz de Darh Vader en “Star Wars”), Roger Moore ( en las películas de James Bond que interpretó) y William Shatner (Capitan Kirk en “Star Trek”). Según él recordaba siempre, sus doblaje donde más disfrutó y emocionó fueron los de “Los Puentes de Madison” y “El Rey León"

 

Con su triste desaparición, temprana y sorprendente, nos dejó huérfanos de una voz y una calidad interpretativa y polifacética imposible de olvidar y difícil de igualar. Sin duda, uno de los grandes, como profesional y, según los que tuvieron la suerte de conocerle y trabajar con él, sobre todo como persona. 

 

 

Últimos Posts